Consejos

Enseñar el espíritu de la Navidad
22/11/2011

Enseñar el espíritu de la Navidad

Regalos, regalos, regalos... y Papá Noel, claro. Para los niños el periodo navideño se resume prácticamente en estas dos cosas. Cosas importantes, sin duda, pero limitativas. Después de todo, la Navidad es mucho más que eso y es fundamental que los niños lo entiendan: solo así pueden vivir y recordar, año tras año, el verdadero espíritu de la época.

Aniversario de Jesús. La Navidad existe porque Jesucristo nació y, al ser este su aniversario, no hay nada más apropiado que recordarlo. Independientemente de que la familia practique o no las tradiciones religiosas, nada impide que puedan leer juntos la historia del nacimiento de Jesús, ya sea mediante la Biblia o mediante libros apropiados para niños. Enseñe a sus hijos cuál es el origen de la Navidad, o sea, el motivo de tanta fiesta.

Conocer el belén. Como continuación de la historia del nacimiento de Jesús, integre un belén en su decoración navideña. Si el suyo es demasiado antiguo o demasiado frágil para manos pequeñas, adquiera un belén más barato con el que los pequeños puedan "jugar". Aproveche y lea la historia de Jesús junto al belén, encargando a los niños colocar las figuras en sus respectivas posiciones a medida que la historia se va desarrollando.
Historias de Navidad. Además de historias sobre el nacimiento de Jesús y del belén, procure leer, en conjunto, otros cuentos de Navidad, poniendo énfasis en aquellos libros y aventuras que, huyendo de los regalos, Papá Noel, los renos y el árbol, terminan con pequeñas lecciones de vida que todos adoramos aprender o recordar.
Tiempo de Navidad, tiempo de familia. Salga de casa en familia y disfrute de lo mejor que esta época le ofrece... y no estamos hablando de centros comerciales llenos de papá noeles y cine navideño (aunque ambas sean opciones igualmente válidas). ¿Por qué no experimentar otro tipo de actividades? Visitar una exposición navideña en un museo, asistir a una obra de teatro relacionada con la época, un concierto de Navidad con coro de iglesia o ir a la Misa de Gallo en Nochebuena. El verdadero espíritu navideño en vivo tendrá un impacto diferente en los niños y en la forma en que vivirán el periodo desde entonces.
El valor del voluntariado. Aunque este sea un periodo festivo, es también ahora cuando somos más conscientes de aquellas personas que no tendrán casi nada en la mesa de Navidad. Ayudar a quien más lo necesita es uno de los gestos más nobles de la época navideña y una excelente oportunidad para enseñar a sus hijos que dar es más importante que recibir. Involúcrelos en la selección de ropa usada para donar, en la compra de un juguete para niños desfavorecidos o en la adquisición de cestas de alimentos para entregar en las colectas que en esta época se encuentran en los hipermercados.
Dé ejemplo. Si deja que el estrés y el consumismo navideño dominen los días de este periodo, lo más fácil es que los niños interioricen esos mismos valores. En cambio, si vive esta época en familia, recordando viejas tradiciones o infundiendo nuevas, les enseñará que el espíritu de la Navidad se basa en el amor y la entrega al prójimo, no en la cantidad de regalos que tiene debajo del árbol.

Aniversario de Jesús. La Navidad existe porque Jesucristo nació y, al ser este su aniversario, no hay nada más apropiado que recordarlo. Independientemente de que la familia practique o no las tradiciones religiosas, nada impide que puedan leer juntos la historia del nacimiento de Jesús, ya sea mediante la Biblia o mediante libros apropiados para niños. Enseñe a sus hijos cuál es el origen de la Navidad, o sea, el motivo de tanta fiesta.

Conocer el belén. Como continuación de la historia del nacimiento de Jesús, integre un belén en su decoración navideña. Si el suyo es demasiado antiguo o demasiado frágil para manos pequeñas, adquiera un belén más barato con el que los pequeños puedan "jugar". Aproveche y lea la historia de Jesús junto al belén, encargando a los niños colocar las figuras en sus respectivas posiciones a medida que la historia se va desarrollando.

Historias de Navidad. Además de historias sobre el nacimiento de Jesús y del belén, procure leer, en conjunto, otros cuentos de Navidad, poniendo énfasis en aquellos libros y aventuras que, huyendo de los regalos, Papá Noel, los renos y el árbol, terminan con pequeñas lecciones de vida que todos adoramos aprender o recordar.

Tiempo de Navidad, tiempo de familia. Salga de casa en familia y disfrute de lo mejor que esta época le ofrece... y no estamos hablando de centros comerciales llenos de papá noeles y cine navideño (aunque ambas sean opciones igualmente válidas). ¿Por qué no experimentar otro tipo de actividades? Visitar una exposición navideña en un museo, asistir a una obra de teatro relacionada con la época, un concierto de Navidad con coro de iglesia o ir a la Misa de Gallo en Nochebuena. El verdadero espíritu navideño en vivo tendrá un impacto diferente en los niños y en la forma en que vivirán el periodo desde entonces.

El valor del voluntariado. Aunque este sea un periodo festivo, es también ahora cuando somos más conscientes de aquellas personas que no tendrán casi nada en la mesa de Navidad. Ayudar a quien más lo necesita es uno de los gestos más nobles de la época navideña y una excelente oportunidad para enseñar a sus hijos que dar es más importante que recibir. Involúcrelos en la selección de ropa usada para donar, en la compra de un juguete para niños desfavorecidos o en la adquisición de cestas de alimentos para entregar en las colectas que en esta época se encuentran en los hipermercados.

Dé ejemplo. Si deja que el estrés y el consumismo navideño dominen los días de este periodo, lo más fácil es que los niños interioricen esos mismos valores. En cambio, si vive esta época en familia, recordando viejas tradiciones o infundiendo nuevas, les enseñará que el espíritu de la Navidad se basa en el amor y la entrega al prójimo, no en la cantidad de regalos que tiene debajo del árbol.

por Zippy

5/5

0

Comentarios

¡Muchas gracias!

Su comentario se ha enviado con éxito

Atención, después de aprobarse, se publicará. Zippy protege sus espacios comunes al rechazar la publicación de spam y mensajes inapropiados para menores. La aprobación previa garantiza un mejor ambiente para todas las familias.

Enviar a un amigo

Confirme por favor

Atención

Ok